Ya en streaming los nuevos trabajos de Death Cab For Cutie, Sufjan Stevens y Lower Dens

El 31 de marzo es uno de esos días en los que coinciden varios lanzamientos musicales importantes. Como si se hubieran puesto de acuerdo entre ellos, los nuevos trabajos de Death Cab For Cutie, Sufjan Stevens y Lower Dens se ponen a la venta el mismo día. Y claro, una semana antes, ya contamos con todos en ellos en streaming.

Empezamos con Death Cab For Cutie, que son los que tienen más posibilidades de meterse en los primeros puestos de las listas de ventas de su país. “Kintsugi” es el primer trabajo de la banda tras la marcha de Chris Walla, que sí ha tocado en las canciones de este disco. Eso sí, esta vez no se ha encargado de la producción. Quizá, por eso, nos encontramos a unos Death Cab For Cutie con un sonido ligeramente diferente. Los cortes de “Kintsugi” están llenos de teclados que se cruzan con son sonidos sintéticos, y con las características guitarras de la banda. Un cambió de sonido, pero no de estilo, ya que los de Seattle siguen haciendo buenas canciones de pop melancólico. Lo puedes escuchar aquí.

De Seattle nos vamos a Nueva York, concretamente a Brooklyn, donde Sufjan Stevens tiene su centro de operaciones. El del neoyorquino es uno de los trabajos más esperados del año, ya que es su primer disco en lustro. Además, en él vuelve al folk que tan buenos resultados le dio en sus comienzos. “Carrie & Lowell” es un precioso disco, en el que Stevens se desnuda emocionalmente, y nos deja un puñado de experiencias personales en forma de canción. No obstante, lo ha titulado con los nombres de su madre y de su padrastro. Lo puedes escuchar aquí.

Seguimos en la Costa Este de los Estados Unidos, pero de Nueva York pasamos a Baltimore. De allí son Lower Dens, la banda de la carismática Jana Hunter. “Escape From Evil” es su tercer trabajo, y en él han bajado su nivel de experimentación, consiguiendo así, hacer su disco más completo. De hecho, ahora tienen un cierto aire a Beach House, que también son de Baltimore. Esto no es casual, ya que el disco está producido por la misma Jana Hunter, pero con la ayuda de Chris Coady, que estuvo a los mandos en las grabaciones de “Teen Dream” y “Bloom”, los dos últimos discos de Beach House. Lo puedes escuchar aquí.