¿Qué pasaría si…?

Por los comentarios que leo en redes de espectadores, críticos y hasta de Martin Scorsese -o Denis Villeneuve– creo que poca gente ha entendido a qué se debe el éxito de Marvel Studios, al menos, en mi opinión. Es fácil criticar sus películas, que, sin duda, son todas muy comerciales y de calidad o interés irregular. Poco importa. Cada entrega no es solo una película, sino una parte, a veces pequeña, a veces menor, de un todo llamado Universo Cinemático Marvel. Por eso, los espectadores no se cansan con cada aventura de estos superhéroes – ¡Este año se estrenarán cuatro!- a pesar de haber visto en poco más de 10 años una veintena larga de films -perdonadme que no los cuente- por no hablar de las series estrenadas recientemente. No hay fatiga porque cada entrega contiene la semilla de un episodio futuro, cada película es también el trailer de la siguiente. Y esa promesa de nuevas películas y nuevos personajes, puede ser más atractiva que los films en sí mismos. Porque esas promesas solo existen en nuestra fantasía. Marvel Studios ha conseguido que el fan viva en un hype continuo. Sí, cada film va a decepcionar a algunos, lógicamente, pero también abre la esperanza de algo nuevo y mejor que está por llegar. A esto hay que añadir las recompensas que obtiene ese fan fiel que advierte los huevos de pascua, los guiños y el desarrollo de tramas narrativas que comenzaron hace ya más de 10 años, con Iron Man (2008). Esta experiencia es única en cine y televisión, pero el aficionado a los tebeos de superhéroes la disfruta, más o menos, desde los años 60, con el nacimiento de aquellos héroes creados por Stan LeeJack Kirby Steve Ditko. Marvel Studios ha conseguido recrear la experiencia del lector de tebeos en cine y con ello, ser la envidia del resto de estudios cinematográficos, creando una legión de seguidores enganchados a la continuidad de unos personajes y de unas historias más grandes que la vida.

Solo con este precedente puede existir una serie como What If?disponible en Disney Plus. Cada capítulo de esta ficción animada plantea una ‘realidad alternativa’ con respecto a una película Marvel, lo que significa que, para entender la propuesta, debemos estar mínimamente familiarizados con la cinta original concreta y con los personajes y dinámicas de este universo de ficción. Es, por cierto, un concepto nacido en los cómics, en 1977, cuando el Universo Marvel estaba en pleno rendimiento y ya había un nutrido grupo de fans capaces de soñar con propuestas como qué habría pasado si Spider-Man hubiese formado parte de Los 4 Fantásticos. Se puede decir entonces que esta nueva serie animada es un auténtico premio para fans. La animación me parece correcta, muy dinámica, estéticamente chula, y hay que valorar que una buena cantidad de los actores de las películas originales hayan prestado su voz para esta serie: Samuel L. JacksonBenedict CumberbatchMark RuffaloTom Hiddleston, Hayley Atwell y un larguísimo etcétera. Aunque es verdad que no están Robert Downey Jr, Scarlett Johansson o Chris Evans, una ausencia, por cierto, que el doblaje en español subsana estupendamente. Pero, sobre todo, What If? permite imaginar escenarios divertidos basados en lo que hemos visto en las películas.

El primer episodio de What If? se pregunta ¿Qué pasaría si la Capitana Carter hubiera sido la primera Vengadora?, lo que da pie a una divertida aventura retro en la Segunda Guerra Mundial que recupera a uno de los personajes más queridos y con un arco más completo del Universo Cinemático Marvel, la agente Peggy Carter (Hayley Atwell), que llegó a contar con su propia serie de televisión. Luego, de forma muy original, aunque rebuscada ¿Qué pasaría si T’Challa se convirtiera en Star-Lord? coloca a un tipo tan serio como Black Panther -recuperando la voz del desaparecido Chadwick Boseman- en el entorno de space opera de Guardianes de la Galaxia (2014). Lo mejor: lo que hacen con Thanos.

 ¿Qué pasaría si el mundo perdiera a sus héroes más poderosos? tiene un planteamiento tan oscuro como ver a los principales personajes de Marvel muriendo a manos de un misterioso asesino, salido de la película de Ant-Man (2015). Todavía más oscura es ¿Qué pasaría si Doctor Strange perdiera su corazón en vez de sus manos?, en la que el maestro de las artes místicas se deja llevar por su lado más oscuro. ¿Qué pasaría si hubiera Zombis? es unfilm de terror con superhéroes, que adapta los cómics creados por Robert Kirkman, creador de The Walking Dead¿Qué pasaría si Killmonger rescatara a Tony Stark? recupera a uno de los mejores villanos de Marvel, interpretado también aquí por Michael B. Jordany que aquí se convierte en el (anti)héroe del relato. ¿Qué pasaría si Thor fuera hijo único? convierte al personaje encarnado por Chris Hemsworth en un juerguista que no tiene que comportarse de forma heroica porque ya no está Loki (Tom Hiddleston). Una historia que continúa directamente en ¿Qué pasaría si Ultrón ganara?, que presenta una interesante revisión de Ultrón, Visión y el guantelete de Thanos y que desemboca en el episodio final, ¿Qué pasaría si el Vigilante hubiese roto su juramento? que nos recompensa uniendo las tramas y los personajes de los episodios precedentes para cerrar la temporada con broche de oro.

Lo que más me gusta de What If? es que su planteamiento basado en universos alternativos y dimensiones paralelas se justifica y tiene mucho que ver con la serie de Loki que acabamos de ver y probablemente con la futura Spider-Man: No Way Home, que también enfrentará al héroe arácnido con variaciones en la línea temporal que quizás se resuelvan en la segunda entrega de Doctor Extraño. Ya lo sabéis, Marvel nunca se detiene.