No hay nada como un cambio de aires para que un artista cambie la forma de ver su trabajo. Eso es lo que le ha pasado a Ruban Nielson, el hombre que se esconde tras el nombre de Unknown Mortal Orchestra. Y es que, después de la suciedad que caracterizaba la producción de algunos de los temas de ‘Sex & Food’, el que sigue su último trabajo, vuelve a los sonidos más luminosos y cálidos en su último single. Todo por un cambio de residencia a la soleada Palm Springs. Y la verdad es que “Weekend Run”, con ese ritmo disco, y ese estribillo radio-friendly, no puede reflejar más ese mundo soleado en el que vive ahora. Además, según el propio Nielson, también es la certificación de que tiene “el mejor trabajo del mundo”, porque, al fin y al cabo “consiste en hacer música que le arregle el día a alguien”.