Poder negro

La actriz Regina King sorprende en un su debut cinematográfico tras la cámara con Una noche en Miami, sólida película basada en hechos reales, cercana al biopic, y nominada a tres premios Oscar. La historia narra los hechos ocurridos tras ganar Cassius Clay -luego Muhammad Alí– el título mundial de boxeo en 1964, en Miami. Tras la victoria, el púgil se reuniría con sus amigos, nada menos que el activista Malcolm X, el jugador de la NFL Jim Brown -luego actor de cine-, y el cantante Sam Cooke. Cuatro grandes figuras históricas y modelos a seguir para la comunidad afroamericana en Estados Unidos. Cuatro leyendas interpretadas, respectivamente, por Eli GoreeKingsley Ben-AdirAldis Hodge y el nominado al Oscar, Leslie Odom Jr., en una historia de personajes que transcurre fundamentalmente en una sola noche y en un solo escenario, una habitación barata de hotel. 

La película explora los anhelos de cuatro personas muy exitosas y relevantes en el mundo del deporte, del espectáculo y de la política, pero también sus dudas y su sentimiento de culpa por pertenecer a una minoría racial oprimida y con pocas oportunidades de mejorar su situación social y económica. Brilla sobre todo el guión en sus diálogos, que revelan a los personajes y describen la época recreada, obra de Kem Powers que adapta su propia obra de teatro y que ha sido nominado por la Academia por este trabajo. Por cierto, Powers es también uno de los autores de otra película nominada este año, la estupenda Soul (2020) de Pixar. 

Como ya he dicho, Una noche en Miami está bien dirigida por Regina King, cuya puesta en escena es efectiva, si bien puede resultar algo televisiva en determinados tramos del metraje -King tiene una considerable experiencia dirigiendo episodios de varias series-, lo que no impide que esta película tenga algunas secuencias bastante conseguidas: el primer combate que vemos de Clay; el tenso encuentro entre Jim Brown y el viejo patrón de su madre (Beau Bridges); cuando Malcolm X escucha un vinilo de Bob Dylan; y sobre todo cuando Sam Cooke es saboteado en un concierto y debe improvisar una canción con el público. 

Mencionemos también el buen reparto de secundarios: Lance ReddickMichael ImperioliLawrence Gilliard Jr. que redondea una buena película, con un mensaje relevante en los Estados Unidos de los últimos años y que goza también de una estupenda banda sonora de temas de la época. Además, la canción original “Speak Now”, compuesta por Sam Asworth y por el propio Leslie Odom Jr.constituye la tercera nominación al Oscar para este film disponible en Amazon Prime Video.