La historia es la de siempre: tres mocosos que se juntan para hacer algo más que beber cervezas y fumar. Empiezan a componer y les van saliendo temas, de los cuales algunos tienen pinta de convertirse en hits de la temporada. Así es y así será mientras exista un NME para auparlos al éxito (muy a menudo, por cierto, efímero éxito). Alex, Kev y Sam llegan desde Irlanda y practican rock-pop de corte electrónico en la línea de bandas como Bombay Byclycle Club o The Drums, y su disco «Tourist History» los ha colocado en los carteles de festivales en medio mundo. Este verano muchos se moverán al ritmo tropicaloide de temas como «This is the life», «Something Good Can Work», «I Can talk», «What You Know«. ¿Flor de un día? Seguramente, pero que nos quiten lo bailao.