«I’m a songwriter and I know just where I stand/ I’m a songwriter, pen and paper in my hand/ Get the words on the page/ Please don’t call me a sage/ I’m a songwriter». [Soy cantautor y conozco mi sitio/ Soy cantautor, papel y lápiz en mano/ Por favor, no me llamen sabio/ Por poner negro sobre blanco/ Soy cantautor].

Van Morrison, Songwriter

Como ya sucediera con En cuerpo y alma, el cancionero de Joy Divisiondel que dimos buena cuenta en Indienauta— ahora la editorial Malpaso nos vuelve a ofrecer un fantástico regalo para fans y mitómanos musicales. En esta ocasión, acertada efeméride puesto que en 2015 se cumplieron 70 años de su nacimiento y 50 del inicio de su longeva trayectoria artística, el elegido es nada más y nada menos que el «León de Belfast», Sir —acaba de ser ordenado Caballero del Imperio Británico, se lo perdonaremos— Van Morrison.

Titulado Toma interior, la obra resume cinco décadas de canciones del artista irlandés, una suerte de extensa antología lírica —más de un centenar de temas en edición bilingüe— cuya selección tiene un valor muy especial, ya que ha sido el propio Morrison quien las ha escogido. Además, el volumen, de cuidada y elegante presentación, cuenta con un emocional prólogo del célebre escritor escocés Ian Rankin y una introducción a cargo del editor del volumen Eamonn Hughes, profesor de Filología Inglesa, director del Institute of Irish Studies y reputado especialista en historia de la cultura y literatura irlandesas.

Precisamente en el texto de Hughes hallamos un valioso intento de profundizar en unas letras que destilan un recorrido vital de este bardo del rock, tanto físico —de Belfast a Boston y vuelta al hogar, siempre presente, siempre apegado a su terruño— como, sobre todo, místico. Y es que a través de sus viñetas musicales sobre la infancia, la amistad, los desencantos y también la sabiduría que llega con la madurez, y el amor —romántico incurable este VanMorrison busca con denuedo, ansía, algo que va más allá, algo profundamente espiritual, curativo e íntimo, cuyo vehículo puede ser tanto la música como el paisaje y el silencio. El golpe maestro del cantautor celta es haber logrado que esa Toma Interior —título acertadísimo— se haya convertido en un cancionero universal, un clásico de la historia del rock.

«We were born before the wind/ Also younger than the sun/ And the bonnie boat was one as we sailed into the mystic/ Hark, now hear the sailors cry/ Smell the sea and feel the sky/ Let your soul and spirit fly into the mystic». [Nacimos antes que el viento/ También más jóvenes que el sol/ Y el sol era un barquito en el que zarpamos hacia el misterio/ Atenta, que lloran los marineros/ Huele el mar y siente el cielo/ Deja que alma y espíritu vuelen hacia el misterio].

Van Morrison, Into the mystic