The Sick Boys “So Hot!” (Buenritmo 2019)

Totalmente ajena a modas y tendencias, la escena del rock, el rhythm n´blues, el jive, el swing y demás efluvios vintage permanece bien sana, un escalón por encima del subsuelo. No faltan  festivales que la celebran año tras año, ni clubes de baile cuyos miembros dejan ver en público sus habilidades con el lindy hop a poco que alguien toque algo mínimamente swingueado. Pero, sobre todo, lo que dignifica esta escena en nuestro país son las grandes bandas defienden la vigencia del estilo con solvencia sobrada, desde The Limboos hasta los Mambo Jambo, pasando por incorporaciones más recientes como la formación que ahora nos ocupa.

The Sick Boys surgieron en Barcelona en 2013, a partir de grupo de amigos con pasión por todo lo antes mencionado. En el tiempo transcurrido desde entonces les ha dado tiempo de consolidar una evolución vertiginosa, siempre supervisada por las experimentadas orejas de Dani Nel-lo, que desemboca en este So Hot!.

El swing clásico de su disco de debut queda ligeramente atrás para acercarse más al blues (o en su caso, a ese híbrido de ambos géneros que es el jump blues), al rhythm n´blues y el rock and roll más descaradamente cincuentero. Eso se traduce en referencias a Little Richard (Rough Boy), a Jerry Lee Lewis (Don´t Stop The Rock And Roll), a Ray Charles (Waiting For The Good Times) y a Fats Domino (la fantástica Baby Don´t You Leave Me, quizás la más infecciosa de un set que no anda corto de canciones estimulantes), pero también a outsiders del género como Screamin´Jay Hawkins, cuya influencia se deja intuir en los números más desenfrenados como Evil Gal y, por supuesto, en la rasposa voz del vocalista Jordi González.

Un aspecto que no ha de ser ignorado es el compositivo, ya que a veces cuesta creer que todos los temas hayan sido creados por la banda (con mención especial al pianista Andreu Ros, que se destapa como faro creativo del grupo) y que no estemos ante el rescate de viejas piezas clásicas. 

Reseña Panorama
Puntuación