The Luxembourg Signal, ‘The Long Now’ (Shelflifle, 2020)

Tercer trabajo del combo dream-pop con sedes en Estados Unidos e Inglaterra

The Luxembourg Signal es una banda con miembros en Londres, San Diego y Los Angeles, que ya lleva una década haciendo un indie-pop lleno de toques ensoñadores y, en algunos casos, algo electrónicos. Pero claro, en sus filas hay gente de Trembling Blue Starso de Aberdeen, un grupo que a principio de los noventa llegó a publicar un par de singles con Sarah Records. Y por ahí van los tiros en su música. Aunque hay que reconocerles el mérito de no vivir en la nostalgia, y actualizar un poco este sonido.  

The Long Now’ es su tercer trabajo, y en él podemos comprobar cómo le dan claridad y luminosidad a este tipo de música. Estamos ante un disco con un sonido limpio, en el que las guitarras suenan luminosas, y en el que apenas hay hueco para la suciedad. Incluso cuando aparece la distorsión, que es de lo más pulcra. Algo que, en un principio, está bien, aunque sí es cierto que hay veces que le falta algo de fuerza. Pero bueno, la verdad es que tampoco es necesario. Solo hay que escuchar “2:22”, “Take It Back” o “Cut The Bride”, que representan su lado más su crudo, para ver que pueden darle a la distorsión sin necesidad de perder esa limpieza que caracteriza su sonido. Por cierto, en la última, podemos escuchar la voz de David Klotz, mitad de aquellos Fonda que nos dejaron un buen puñado de canciones sobresalientes hace unos años.  

Una de las cosas que les funciona muy bien es darle un toque electrónico a su pop más claro y luminoso. Ahí está la bonita “The Morning After”, donde una estupenda guitarra se deja llevar por una caja de ritmos. O esos mantos de teclados que aparecen en la sobresaliente, y muy ensoñadora, “Lost Hearts”. Pero ojo, que en “Ramblin’ Rodriguez” se salen un poco del resto del sonido del disco, se aceleran algo más, y dan con una canción que casi se acerca al twee-pop que practicaban Aberdeen en los primeros noventa. Eso sí, para cerrar, prefieren volver a los paisajes ensoñadores y entregar la potente y guitarrera “When All That We Hold Decays”, donde nos dan una lección de cómo adentrarse en el mejor shoegaze.  

Reseña Panorama
Puntuación