No cabe duda de que The Laughing Chimes han sido una de las grandes sorpresas de este 2021. Ya no solo por la corta edad de estos dos hermanos de Ohio, que empezaron su aventura musical como un proyecto para el instituto, también por lo bien que manejan el pop más luminoso. Algo que podemos comprobar en “Laurel Heights Court”, el que es su regalo de fin de año. Un nuevo single que, como no podía ser de otra manera, han grabado en el estudio que tienen en su casa y editan en su propio sello. Y la verdad es que estamos ante otra pequeña delicia de jangle-pop cercana a ese sonido Dunedin que tanto adoran. Aunque, eso sí, su letra está inspirada en la ciudad de San Francisco. Os dejamos con su vídeo.