7.9
Score

Final Verdict

Get Up Sequences Part One nos trae de nuevo a los The Go! Team más efusivos y llenos de energía. Una estupenda colección de canciones que son absolutamente contagiosas, y en las que su batidora sonora funciona a la perfección

The Go! Team es una de esas bandas que apenas ha cambiado de propuesta en toda su carrera. Y esto no tiene que suponer algo malo, porque hay grupos que no necesitan cambiar de sonido para conseguir su propósito de hacer buenas canciones. O por lo menos unas canciones que nos hagan bailar y nos llenen de buen rollo, como las del combo británico. Y eso que Ian Parton, que es quién maneja el cotarro, se quedó sordo de un oido justo antes de componer estas canciones. Algo que, en lugar de influir negativamente, lo ha hecho positivamente, ya que estos temas están más llenos de vida que nunca.

Trompetas impulsivas, flautas de lo más melódicas, algún ritmo caribeño, hip-hop old school, y muchas ganas de bailar. La batidora sonora de The Go! Team va a por todas en este ‘Get Up Sequences Part One’, y ya desde el primer corte lo ponen todo patas arriba. Esa “Let the Seasons Work” que lo abre te pone las pilas desde que entran esas trompetas dignas de la banda sonora de Rocky. Y así siguen a lo largo del álbum, porque, aunque no todas las canciones cuentan con esa efusividad, sí que logran que todas ellas sean una invitación de la diversión y el buen rollo.

Dos de los momentos álgidos del disco llegan cuando se meten de lleno en el hip-hop old school. Algo que funciona a las mil maravillas en su faceta más tranquila y juguetona, como es el caso de “Cookie Scene”, toda una delicia en la que la rapera de Detroit IndigoYaj es la que pone la voz. Pero lo bueno es que funciona incluso mejor cuando pisan el acelerador y entregan un pelotazo como “Pow”. En él se dejan llevar por un espídico ritmo breakbeat, un sampler de Curtis Mayfield, y el flow de Ninja. Además de la inevitable flauta. Unos ingredientes con los que consiguen una canción que es todo un chute de energía. Y ojo, que esa energía también aparece en “A Memo for Macao” y “Freedom Now”, dos de los instrumentales del disco.

El pop siempre ha sido una constante en la música de The Go! Team, y aquí está muy bien representando en algunos cortes. Ahí tenemos “A Bee Without its Sting”, que cautiva con su dulzura y su ritmo juguetón. O esa “World Remember Me Now” final, en la que dejan que el mundo caribeño se fusione con su lado más pop. Y claro, como en todo el álbum, el resultado es notable. Además, es la mejor forma de acabar un disco con el que, como mínimo, seguro que no os aburrís.