7.9
Score

Final Verdict

The Coral entregan un álbum doble en el que muestran que son capaces de hacer buenas canciones, tanto en su faceta más pop, como en su lado más sombrío y escurridizo. Sin duda alguna, estamos ante uno de sus mejores discos.

The Coral empezaron su carrera arrasando con aquella maravilla llamada “Dreaming of You”, pero, o no han querido, o no han sabido convertirse en estrellas de la música británica. Sus discos se han vendido bien y han obtenido buenas críticas, pero llevan en un segundo plano casi dos décadas. Y es una pena, porque tienen canciones de sobra para ser tan grandes como otros grupos la escena rock de las islas. Pero parece que eso está cambiando con su nuevo álbum, que se ha quedado a un puesto de liderar las listas de su país, y que está recibiendo alabanzas de prácticamente todos los medios internacionales. 

Coral Island’ es un disco doble estupendamente llevado. Con el telón de fondo de la localidad costera y turística donde han crecido, el abuelo de los hermanos Skelly nos va guiando a través de pequeños monólogos que nos cuentan historias y leyendas de su ciudad. Todo un acierto que prácticamente convierte este trabajo en algo conceptual. De hecho, en la primera parte hablan de los meses estivales, esos en los que los turistas llegan con ganas de disfrutar de sus días de vacaciones. Sin embargo, en la segunda, cambian de tercio y nos encontramos con historias que reflejan la época más triste e invernal. 

Lógicamente, en la primera parte, nos encontramos con los cortes más directos y pop del disco. Y la verdad es que están sembrados. Temas como “Lover Undiscovered” o “Change Your Mind” son infalibles, y nos muestran a esa estupenda banda capaz de crear hits imperecederos. Algo que se aprecia especialmente en “Vacancy”, la que probablemente sea la mejor canción del álbum. Y es que, a ver quién se resiste a ese estribillo y a ese órgano retro. Pero también saben lo que se hacen en la rollingstoniana “My Best Friend”, y en la bonita “Autumn Has Come”, donde nos adelantan lo que llega en la segunda parte. 

The Coral siempre han disfrutado de los sonidos más psicodélicos, e incluso de algún momento western. Algo que aquí nos muestran “Golden Age” y “Faceless Angel”, dos cortes de claro sonido retro, en los que se alejan de su lado más pop. Aunque eso no quita que también tengan su punto. Pero también tienen tiempo para centrarse en el folk y entregar temas tan bonitos como “Strange Illusions” y “Old Photographs”. Eso sí, no vamos a negar que esa “Take Me Back To The Sun” que aparece como un rayo de sol en un día nublado, es lo que más nos ha gustado de esta segunda parte.