7.1
Score

Final Verdict

Ellos persisten, en demostrarnos que se puede ser una banda veterana y presentarnos muy buenos nuevos trabajos que nos sorprendan casi 30 años mas tarde, sin necesidad alguna de copiar, ni intentar superar, las gloriosas entregas pasadas.   

Tercer trabajo que publican The Afghan Whigs tras el agradable retorno que se produjo hace ya cinco años, aunque debemos dejar debida constancia que éste How Do You Burn? (2022),  se encuentra claramente un punto por debajo de sus dos inmediatos predecesores “Do to the Beast” ( 2014) e “In Spades” ( 2017) de ésta su segunda etapa.

De inicio nos encontramos con un tema que nos puede llevar a cierto engaño, ya que “I’ll Make You See God” es un tema puramente de esencia rockera, directo, adrenalítico, con Greg Dulli y compañía dándolo todo,  probando sin temor los límites de los amplificadores y, que bien podrían haberlo firmado los Queen of Stone Age.  Pero este primer corte no esta en consonancia con el resto del álbum, ya que a lo largo del mismo se agudiza el interés ya mostrado por la banda tras su retorno,  en primar la diversificación de estilos, generar un sonido mucho mas sofisticado y, evidentemente, mucho menos “grunge” que antaño.

La inmediatamente posterior “The Getaway”, ya nos conduce a las líneas habituales del grupo con un Greg Dulli perfecto en el apartado vocal y con el detalle nostálgico de escuchar las últimas líneas de voz que dejó grabadas Mark Lanegan antes de su reciente fallecimiento, que además es quien puso el nombre del álbum. A ella le sigue  “Catch a Colt”, que se encuentra en un medio camino entre los Stones de “Some Girls” y los Fleetwood Mac, con la colaboración de  Susan Marshall que ya participó en el trabajo del año 1998.

Pero la parte que mejor funciona, con diferencia, es la parte central,  cuando se encadenan la nocturna y sensual, con un bajo poderoso, “Jyja”, dos baladas muy acertadas, como la casi oración “Please Baby Please”  y,  uno de los momentos culminantes,  es la celestial “Domino and Jimmy”, donde una vieja conocida como Marcy Mays vuelve casi 30 años después del maravilloso e influyente Gentlemen ( 1993 ), para actualizarnos y cerrar las “heridas” que en su día nos explicaban en la excelente “My Curse”.

Entre las dos baladas se nos queda “A Line of Shots” quizá la canción mas optimista, pop y comercial del trabajo, que hará las delicias del gran público en los directos que se avecinan.

Con posterioridad, lamentablemente,  se marcha la inspiración y ”Take Me There”, y, especialmente, “Concealer”, son temas menores que nos hacen maldecir el motivo por el cual los álbums deben tener 10 canciones por obligación. Pero por suerte nos encontramos con un cierre a la altura de la apertura, con la magnifica “In Flames” que sube de intensidad hasta llegar a ese punto perfecto de caos, con la dosis necesaria de angustia vital en las letras,  que nos llevan al entorno demasiado familiar donde los Afghan siempre se han defendido perfectamente, para cerrar y volver a congraciarnos con la banda y el trabajo presentado.

Pero a diferencia de otras bandas The Afghan Whigs nos acredita, por tercera vez consecutiva, que su vuelta dista mucho de ser el típico retorno de muchas bandas de los 90, sustentado únicamente, en un desmesurado interés en hacer caja mientras se arrastran clásicos por los diferentes escenarios. Ellos persisten, por el contra en demostrarnos que se puede ser una banda veterana y presentarnos muy buenos nuevos trabajos que nos sorprendan casi 30 años mas tarde, sin necesidad alguna de copiar, ni intentar superar, las gloriosas entregas pasadas.