Yuno sorprendió hace unos años con una propuesta que mezclaba ingredientes del hip-hop, guitarras distorsionadas, y un alma pop. De esa coctelera salieron temas tan notables como “No Going Back” o “Sunlight”, los cuales se convirtieron en pequeños éxitos, y recibieron críticas bastante entusiastas.