El personaje de Wonder Woman se presentaba en sociedad en la plomiza Batman v. Superman (2016) en la que se convertía con facilidad en lo mejor de la función: Zack Snyder convertía las secuencias de la amazona en una extensión de su propia 300 (2006). Luego, la primera aventura en solitario de la superheroína se proponía como el simpático equivalente en DC a Capitán América: El primer Vengador (2011), una aventura retro, ambientada aquí en la Primera Guerra Mundial.