Inédita hasta la fecha en castellano, Nada que esperar es la única novela que Tom Kromer llegó a publicar, en 1935. La novela, una cohesiva sucesión de episodios que también puede leerse como una colección de historias breves, es un espeluznante pedazo de vida en el arroyo trasladado al papel. Esa aterradora existencia que en sociología definíamos como exclusión social.