A Vania le dejaron sus sobrinos. La Compañía Les Antonietes quería que estuviese solo. Y aprovechando su previsible desconcierto, el Círcol Maldà lo ha capturado para que los espectadores podamos señalarle con el dedo.