Teatro e historia van muchas veces de la mano, solo hace falta fijarse en las versiones de obras de Shakespeare...