Cuando aparece en pantalla Shira Haas, pocas pegas se le pueden poner a Unorthodox. Su personaje de Esther Shapiro es una joven que pertenece a una comunidad judía ortodoxa que vive en una especie de burbuja, en Brooklyn. A través de Esther conocemos la idea machista que tienen estos fanáticos religiosos, que rechazan parecerse, en nada, a nosotros. No estudian, viven sin utilizar la tecnología, y dedican su vida a rezar, a evitar cualquier tentación de ‘pecado’.