No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Discos

Underworld & Iggy Pop, “Teatime Dub Encounters” (Caroline, 2018) 

La unión entre Underworld e Iggy Pop encaja perfectamente en nuestra cabeza, como si el verles trabajando juntos fuese algo a lo que llevamos años acostumbrados. En realidad, su parentesco en el imaginario popular no tiene que ver con una colaboración creativa, pero es lo suficientemente icónico como para habérsenos grabado a fuego. Hablamos, claro está, de Trainspotting. El ‘Lust for Life’ de Pop abría la película de Danny Boyle, como compañía perfecta al inolvidable discurso de “elige una vida”, mientras que el ‘Born Slippy’ de Underworld se convertía en historia sonora de los 90 como música para el cierre del filme.

Kiev Cuando Nieva (disco destacado) y novedades como The Birkins 

Nuevo programa de Rayos C en tus Oídos, el disco destacado de la semana nos llega de la mano de Kiev Cuando NievaLos Bienes” (Repetidor 2016). Escuchamos novedades como Linda Guilala, The Birkins, Underworld, Blondage, The Last Shadow Puppets, Dream Wife, Kristin Kontrol y Pavvla.  Recuperamos a Las Ruinas y Blacanova, ambas bandas en concierto este fin de semana: viernes 27 en Granada y sábado 28 en Algeciras. Nacho Ruiz nos presenta a Little Children. Buena escucha.

Discos

Underworld, Barbara, Barbara, we face a shining future (Caroline 2016) 

Está confirmado, tendremos una secuela de Trainspotting con todo el reparto original, más de veinte años después. Por si la carrera de Underworld no estuviese aún demasiado atada al filme original y al éxito aplastante de Born slippy, ahora podemos jugar a comparar los efectos del paso del tiempo no sólo en Ewan McGregor y sus compañeros de correrías tóxicas, sino también en los responsables de marcar pulso electrónico en alguno de los momentos más memorables de esa película (y de paso, en la vitaminada escena “rave” de los 90).

Noticias

Especial Sónar 2013 ¡Feliz 20 aniversario! 

20 años no se celebran todos los días, y mucho menos en esto de organizar festivales. Especialmente cuando no son buenos años para soportar el envite político de medidas tan poco positivas como la subida del IVA cultural. Por suerte, la maquinaría del Sónar está tan engrasada y es tan solvente, que confiamos que puedan celebrar otros 20 más.