Me quedaba otra lectura irlandesa publicada en los estertores del olvidable 2020, y nada menos que cortesía de mi querida…