TV Priest ganan puntos cuando se meten en otros terrenos y se salen un poco del manual del post-punk a lo The Fall. Ahí sí que se ve una banda con buenas ideas, y talento para ejecutarlas. En cambio, cuando tiran del grupo de Mark E. Smith, se convierten en una banda más que no tiene mucho que destacar.