A principio de 2016, los británicos Bombay Bicycle Club anunciaron un descanso indefino después de una década tocando juntos. A su vez, también anunciaron proyectos en solitario de cada uno de sus miembros. El primero en mover ficha ha sido Ed Nash, su bajista, que acaba de publicar su debut bajo el nombre de Toothless. Y hay que decir que ha sido tremendamente listo, ya que mantiene un poco el sonido de su banda principal, pero también lo actualiza otro poco. Así se asegura su viejo público, el que se ha quedado huérfano, y uno nuevo, que puede ver en este álbum algo más interesante de lo que se suele encontrar en los discos de Bombay Bicycle Club.