Uno de los primeros conciertos de la temporada –y de la vuelta a la rutina–, fue el que ofreció James el pasado miércoles en La Riviera, después de que adelantara un día la fecha programada inicialmente por cuestiones de logística.