Por un lado tenemos a Erika, una cantautora sueca que se estaba haciendo un nombre en las escenas de Gotemburgo y Estocolmo. Durante la gira europea de Patrick Watson, Erika es llamada por los teloneros Loney Dear para hacer una sustitución. En esos conciertos, nuestra protagonista repara en el guitarrista de la impecable banda de Watson, Simon Angell. Queda prendada de su magnetismo y su musicalidad, y surge el amor tanto en lo personal como en lo profesional. Lo siguiente es la formación de Thus Owls como dúo, con Simon acudiendo a Suecia para registrar canciones cada vez que sus compromisos con Patrick Watson lo propiciaban.