Combatir el calor del verano en Madrid no es fácil. Combatirlo con más calor podríamos decir que es el más difícil todavía. Pues por eso segundo es más o menos es por lo que optaron Portishead el pasado viernes en su primer concierto en la capital de España en toda su carrera. Es verdad que lo suyo fue más que calor esa calidez extraña a la que ya nos han acostumbrado en todos estos años.