Adam Schatz es uno de esos talentos inclasificables que tiene suficientes habilidades como para moverse como pez en el agua en la escena indie de Brooklyn, ya sea en proyectos de naturaleza tan excéntrica como la suya, o en proyectos más “convencionales” que acuden a él para rarificar un poco su oferta. Así se le ha podido ver/escuchar con Vampire Weekend, Those Darlings o Man Man, así como al frente de eventos como el NYC Winter Jazzfest.