Si la cuarta temporada de Stranger Things reivindicó al heavy -tras hacer lo propio con los frikis, los roleros y los cinéfilos- a través del personaje de Eddie Munson (Joseph Quinn) y el uso del tema Master of Puppets (1986) de Metallica, ahora la cuarta entrega de Thor usa los cuatro temas conocidos de Guns N’ Roses para marcar los momentos clave del relato. El director Taika Waititi lo hace como reclamo nostálgico, seguro, pero también porque encaja en la colorida estética de la película, cuyas imágenes parecen sacadas de la portada de un álbum glam rock.