Kyle Falconer, cantante de The View, retrasó la salida de este disco porque le tocaba limpiarse con una rehabilitación de las de libro, el mismo tipo de arreglo por el que pasó su ídolo y espejo Pete Doherty. Parece que a la banda le ha llegado el momento de madurar. Les ha llevado cinco discos enfrentarse a ello, pero como la fama les llegó tan pronto conviene recordar que aún no llegan a ser treintañeros.