Es muy común que se conozca a The Silencers por ese grupo que hizo la canción del silbido en 1991. Pero lo cierto es que, además de la estupenda “Bulletproof Heart”, la banda escocesa tiene una buena ristra de canciones. Y muchas de ellas absolutamente reconocibles, como esa “Painted Moon” que tanto se bailaba en las discotecas valencianas a finales de los ochenta.