De vez en cuando, y sin que te lo esperes, aparecen artistas que te sorprenden muy gratamente con su propuesta. Es el caso de The National Honor Society, una banda de Seattle que nos ha dejado pasmados con el primer single del que será su álbum de debut.