The Limboos no están para dormirse en los laureles. El ritmo les corre por las venas, lo trasladan a sus canciones, y aunque su habitat natural está en el directo no paran de publicar discos (van tres en cinco años de existencia), cada vez mejor grabados y con mejores canciones. Baia supone el culmen –por ahora- de una banda que no quiere saber de canciones mediocres y que consigue algo tan difícil como es concentrar en poco más de media hora once composiciones propias que son pura fibra y que suenan a clásicas, registradas en estudio con sabiduría por el productor Mike Marikonda (sexto miembro oficioso del grupo).