Si no te gusta el deporte, o el baloncesto, o la NBA, el documental The Last Dance producido por ESPN -disponible en Netflix- es la mejor manera de entender por qué Michael Jordan y los Chicago Bulls marcaron una época, no solamente en el deporte, sino también en términos culturales y hasta estéticos. Si viviste aquellos años entre 1991 y 1998, esta docuserie es imprescindible, un emocionante y nostálgico viaje hacia el pasado. Como fenómeno de la cultura popular, solo se me ocurre comparar a estos Chicago Bulls con The Beatles.