Si al escuchar el nombre Electric Soft Parade se te enciende una bombillita y te viene automáticamente a la mente la imagen de las escaleras de caracol que ilustraba la portada de Holes in the wall (2002), puede que te alegre volver a tener noticias de aquella banda que llegó a estar nominada al Mercury Prize.