A Natalia Lafourcade la teníamos ligeramente olvidada por estos lares después de que en la década pasada se le hubiese dado un empujón promocional –sobre todo con su disco de debut- que acabó llevándola incluso a transitar sin problemas alguna que otra radiofórmula.