Periódicamente la fórmula se repite, inagotable y con el objetivo focalizado sin escrúpulos hacia esa euforia juvenil disfrazada con todos los tópicos y poses del rock ‘n’ roll. En base a estos preceptos surge alguna banda que inmediatamente llama la atención de medios (y cadenas de ropa), deseosos de explotar esa imagen de ‘grupo peligroso’. Todo forma parte de un plan para potenciar de cualquier manera una serie de canciones tirando a normalitas y, desde luego, de lo más inofensivas. Esta temporada la suerte de marras ha recaído sobre los británicos The Amazons, que tras prender la mecha inicial con algunos singles previos, ya tenían todo de cara para petarlo con su debut homónimo.