Llevaba tiempo sin reseñar un cómic. Y ahora que la industria armamentística reclama MÁS beneficios usando a sus títeres, políticos...