Rusos-Blancos-portada

Verano instantáneo en la capital y, precisamente en ese momento, tiempo de nísperos. Solletico abrieron con su pop ultra-naïf heredado de Pauilne en la Playa y con algún deje de Single (salvando las distancias). Temas enérgicos, incitación al baile, recuerdos de penurias de camping de festival, delirios sobre gente loca y anhelos de petición de matrimonio, todo ello regado con palmas como sopapos, ritmos moviditos y muchas percusiones salidas de cacharros nunca vistos.