Ya han pasado casi tres años desde la última entrega de los neozelandeses afincados en Nueva York, Tamaryn. Se trataba de su disco “Tender New Sings“, un disco que nos transportaba por un manto de sedosas melodías envueltas en guitarras shoegazers al más puro estilo My Bloody Valentine, Slowdive, Cocteau Twins o incluso a The Cure y Siouxsie.