No te pierdas...
Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de nuestras cookies.
Discos

Sweet Baboo, “Wild Imagination” (Moshi Moshi 2017) 

Gruff Rhys no es el único galés entrañable con especial talento para el pop en equilibrio entre lo elegante y lo excéntrico. Algo tienen que tener en el agua galesa, que abundan personajes de esas características, aunque obviamente no todos gozan del reconocimiento del líder de los Super Furry Animals. Un poquito por debajo, por ejemplo, encontramos a Stephen Black, más conocido como Sweet Baboo, quien incluso llegó a disputarle a Rhys unos Welsh Music Awards.

Noticias

Super Furry Animals vuelven con ‘Bing Bong’ 

Los grupos de las islas se toman muy en serio las competiciones de fútbol, y suele ser habitual que creen canciones para apoyar a su selección. Este año Gales cuenta con dos pesos pesados como Manic Street Preachers, que acaban de editar ‘Together Stronger (C’Mon Wales)’, y con Super Furry Animals, que nos sorprenden con una pequeña locura cantada en galés que atiende al nombre ‘Bing Bong’. Es la primera canción que saca el grupo de Gruff Rhys en siete años pero, de momento, no sabemos si va a tener continuidad. Os dejamos con su colorido vídeo, al que no le faltan pelotas.

Discos

Colorama, Temari (Aed 2014) 

Una pequeña búsqueda en Internet mientras digería el nuevo disco de Colorama para escribir esta reseña, me reveló que son muy pocos los medios “relevantes” que se han ocupado del proyecto de Carwyn Ellis. Cuesta encontrar críticas –ni buenas ni malas- sobre este Temari, lo cual me lleva a plantearme una vez más lo obtuso que puede llegar a ser el panorama mediático actual, capaz de crear un hype con cualquier artista tontuno que solo tiene una maqueta al tiempo que ignora pequeñas joyitas pop como esta.

Discos

Gruff Rhys, American Interior (Turnstile 2014) 

Hay artistas que luchan por buscar maneras de renovarse, y acaban estampándose por que el público sólo quiere verles/escucharles en la variante estilística que les dio a conocer. Otros, sin embargo, son lo suficientemente afortunados y creativos como para hacer que justamente sea esa inquietud eterna lo que el público espera de ellos. Es el caso de gente como Gruff Rhys, un personaje cuyas excentricidades –dentro de Super Furry Animals o en alguno de sus innumerables proyectos paralelos- serían capaces de dejar chico al mismísimo Wayne Coyne.