Ahora que son un monstruo gigante de varias cabezas que agiganta cualquier pequeña idea que se ponga en sus manos, pero conviene recordar que lo primero que muchos escuchamos de Arcade Fire fue un disco de factura artesana y alto grado emotivo titulado “Funeral(2004) precisamente por la alta incidencia de fallecimientos en el núcleo familiar de la banda durante el proceso de creación y grabación de ese debut en larga duración.