sinkanemars

El código postal marca galones en esto de la música independiente, y mucho. Por ejemplo, si la batidora de retro-funk, soul, reggae y psicodelia de la que hace gala el segundo larga duración de Sinkane no nos llegara desde la ultra-trendy Brooklyn, a lo mejor habríamos retirado nuestra oreja ante el aparente espíritu trasnochado del proyecto.