Sin hacer mucho ruido, Sonic se ha convertido en el gran héroe infantil de los últimos años, gracias a dos películas que le colocan a la altura de los todopoderosos superhéroes y que le dan ventaja, al menos en lo cinematográfico, sobre su gran competidor videojueguil, Mario Bros.