A sus 19 años, Bridie Monds-Watson, más conocida como SOAK, se ganó a público y crítica con “Before We Forgot How to Dream”, un debut con el que, incluso, llegó a estar nominada al Mercury Prize. Ahora, cuatro años después, vuelve con un segundo trabajo, el cual debería de ser el de su consolidación. No solo porque estemos ante un disco más maduro y rico en detalles, también porque es bastante superior a su primer álbum.