No hace falta asomarse demasiado a las redes sociales para darse cuenta de nuestra patética necesidad de atención. Dijo Jean...