Nacida en Winchester y con una carrera musical que está estableciéndose firmemente entre Bristol y Londres, Rozi Plain se nos revela como una cantautora “rarita”, de esas que sin aparente esfuerzo se desmarca de los lugares comunes y de las fórmulas probadas, pero nunca hasta el punto de resultarnos distante o pretenciosa. Ella es, un poco, como los dos clips que hemos visto hasta ahora de este tercer disco (Actually y Jogalong): modesta, apegada a su entorno urbano, y capaz de encontrar un exótico atractivo a cosas aparentemente mundanas.