Una buena razón para volver a los cines es Godzilla vs. Kong. Si los meses de pandemia nos han permitido una saludable dosis de cine independiente, de autor, documental y español, la cartelera llevaba meses huérfana de un buen blockbuster con el que engordar nuestro michelín cinéfago.