La primera temporada de Legión era una estimulante, sorprendente e inusual propuesta, que poco tiene que ver con los superhéroes...