El cine y la literatura nos han brindado infinidad de relatos sobre el final de un matrimonio. Pero nada como Despojos de Rachel Cusk.