No podemos vivir solo de -supuestas- obras maestras -ni aunque quisiéramos- y por eso no está mal reivindicar pequeñas obras como Psycho Goreman, estrenada directamente en Movistar Plus tras su paso por el Festival de Sitges. La película de Steven Kostanski -The Void (2016)- es un puro divertimento de cine trash. Y con esto no quiero ser peyorativo, todo lo contrario.