Si hace unos pocos días hablábamos (una vez más), de las muchas alegrías que la gente de Fundación Mapfre estaban dando a los aficionados a la fotografía de Madrid, ahora toca una gran alegría para los amantes de la pintura.